Lleida, catedral vieja

Lleida

Entre nieblas y catedrales

Lleida es la más desconocida de las capitales de provincia catalanas. Seguramente por eso, te quedarás sorprendido cuando la conozcas.

Lleida es seguramente la provincia catalana menos conocida. Y a nosotros nos encanta. Aunque no tenga costa, no tiene nada que envidiar a las demás, porque también tiene una gran variedad de paisajes y un montón de cosas interesantes por conocer.

La Seu Vella y su magnífico claustro gótico

Lleida

Lleida es la más desconocida de las capitales de provincia catalanas. Seguro que te dejará sorprendido.
Reservar Lleida

Empezando por su capital. La ciudad de Lleida, ya muy cerca del límite con Aragón es la gran ciudad entre Barcelona y Zaragoza, la ciudad de referencia para una gran extensión de territorio. Es una ciudad muy animada, comercial, universitaria y con una joya escondida de la arquitectura gótica, la Seu Vella. La historia hizo sufrir mucho a Lleida sobre todo en el siglo XVIII, pero de todo se sale. Y así Lleida consiguió recuperarse conservando parte de su pasado medieval y con un centro neoclásico también muy interesante. ¿Sabes que hay 2 catedrales en Lleida? ¿Y un castillo templario?

¿Y qué está rodeada de tierras de cultivo? La mayor parte de la producción de frutas en Cataluña se hace en Lleida. Aunque también se hacen vinos, y muy buenos. Los Costers del Segre son los vinos propios de los alrededores de la ciudad.

Pero si nos alejamos un poco de Lleida ciudad también encontramos lugares muy interesantes. En todas direcciones. Hacia el norte, acercándonos hacia el Pirineo encontramos primero el Pre-Pirineo. Es una zona conocida por sus embalses, en los que se pueden hacer todo tipo de deportes de aventura, como el rafting, la escalada o el parapente. Más hacia el norte, ya llegando a la alta montaña, además del esquí en época invernal, encontrará fantásticos valles como el Valle de Arán o el Valle de Boí, que conservan orgullosos fantásticas iglesias románicas que nos hablan de un pasado glorioso en los tiempos de la Alta Edad Media.

Si, por el contrario, prefieres ir hacia el Sur, en la zona limítrofe con Tarragona se encontrará con la ruta del Císter. Te hablábamos de ella en el apartado de Tarragona, pero el monasterio de Poblet o el de Vallbona de les Monges se pueden visitar con una rápida escapada desde Lleida. En esa misma zona encontrarás también joyas escondidas como el sepulcro renacentista de Bellpuig de Urgell.

Y aún nos queda movernos desde Lleida hacia el este, en dirección a Barcelona. Cervera, con su Universidad del s. XVIII, o Guissona, con sus restos arqueológicos de la antigua Iesso romana, son pequeñas ciudades encantadoras en mitad de una tierra que fue frontera en el siglo XI y que está repleta de castillos, algunos de los cuales también se pueden visitar.

Ya ves que de opciones hay muchas. Consúltanos y te prepararemos una propuesta a tu medida.