Zona de bajas emisiones en Barcelona

Empieza el 2020 y como en todos los inicios de año, es momento de hacer buenos propósitos. En Barcelona este año, muchos compartimos el mismo: conseguir entender el funcionamiento de la zona de bajas emisiones que entra en vigor el dia 1 de enero.

Si entre los tuyos está el de venir a pasar unos días a Barcelona, y tienes pensado hacerlo en tu coche, quizás te interese este post.

Cómo moverse por Barcelona a partir del 1 de enero

Los altos índices de elementos contaminantes en el aire que se respira en las ciudades es una de las causas principales del deterioro de la salud de sus habitantes. En el caso de Barcelona, como en muchas otras grandes ciudades, buena parte de esa contaminación procede de la actividad industrial y también de la gran cantidad de vehículos que circulan cada día por la ciudad.

Si a estos factores, añadimos el clima del que goza la ciudad, con muchísimos más días de sol que de lluvia, los índices de contaminación superan muchas veces los máximos establecidos por la normativa europea.

Por eso, entre otras medidas, el Ayuntamiento de Barcelona pone en funcionamiento a partir del día 1 de enero de 2020 una serie de medidas que pretenden reducir esos índices de contaminación. La medida estrella es la reducción de la circulación de muchos de los vehículos más contaminantes en la llamada zona de bajas emisiones-rondas de Barcelona.

Qué es la zona de bajas emisiones – Rondas de Barcelona

A partir del dia 1 de enero, la Ronda Litoral y la Ronda de Dalt, las vías periféricas que rodean a la ciudad, se convierten en el límite físico que cierra una superficie de unos 95 kms. Se trata, prácticamente, de la totalidad del municipio de Barcelona y parte de algunos municipios de su área metropolitana. En esa zona, los vehículos que no dispongan del distintivo ambiental de la DGT (Dirección General de Tráfico) no podrán circular.

Cómo me afectan las restricciones de tráfico si yo no vivo en Barcelona

Estas restricciones se aplicaran a todo tipo de vehículos, tanto coches como furgonetas, camiones o autocares. Todos ellos necesitaran de un distintivo que se otorga en función de la tipología del vehículo y del año de su matriculación. Si no vives en Barcelona y vas a venir a la ciudad en coche, estarás sujeto también a estas restricciones.

zona de bajas emisiones en Barcelona

Si tu coche está matriculado en cualquier provincia española

En este caso, habrás recibido también de la Dirección General de Trafico (DGT) el distintivo ambiental que corresponde a tu vehículo. Si aún no lo tienes, en este enlace de la DGT podrás ver cual es el que te corresponde y cómo puedes obtenerlo.

Si tu vehículo dispone de la etiqueta amarilla, verde, verde-azul o azul podrá circular con total normalidad por el interior de la ciudad.

Pero si no es el caso, deberá acogerse a ciertas restricciones.

Así, entre las 7 de la mañana y las 20’00 de los días laborables, los vehículos que no dispongan de alguno de esos distintivos no podrán circular por la zona delimitada. Además, a partir del día 1 de abril, se exponen a ser sancionados si así lo hacen con una multa de 100€.

Algunos vehículos profesionales, entre ellos los autocares de transporte discrecional, quedan exentos de estas restricciones hasta el día 1 de enero del 2021.

Si tu vehículo no está matriculado en España.

Si tienes un vehículo con matrícula extranjera, deberá estar inscrito en el registro de autorizaciones de la FBE Rondes Barcelona. En el enlace que te presentamos, podrás acceder a la plataforma para solicitar el registro de tu vehículo. Si tu vehículo cumple los requisitos medioambientales de la DGT tendrás un permiso para circular libremente. En caso contrario, podrás solicitar un autorización especial, diaria. Aunque con una limitación de 10 días al año.

Entonces, vengo de vacaciones con mi coche, o no?

Como ves, circular por Barcelona empieza a ser no tan sencillo como siempre había sido. Aunque eso es algo que poco a poco se va extendiendo a todas las grandes ciudades: Madrid, Paris, Londres, Berlín, Roma, y así hasta más de 250 ciudades europeas limitan ya la circulación de los vehículos más contaminantes en las zonas más céntricas de sus aglomeraciones.

Pero esto no impide que puedas venir de vacaciones con tu coche. Nuestro consejo es que consultes con tu hotel u alojamiento cuál es la regulación que se afecta exactamente y que te ayuden a registrar tu vehículo y conseguir la autorización que necesites. Una vez instalado, no te lo pienses. Deja el coche en el parking y sal a descubrir la ciudad.

Si quieres que te ayudemos a planificar tus visitas, solo necesitas contactar con nosotros. Nos cuentas cuáles son tus intereses, y te prepararemos algunas propuestas para que descubras Barcelona aunque dispongas de poco tiempo.

Las distancias en Barcelona son cortas. Caminando escasamente 20 minutos puedes desplazarte de un monumento a otro fácilmente. Y si tienes que hacer algún trayecto más largo, utiliza el transporte público. El metro, el autobús o los taxis de la ciudad te llevarán rápidamente y sin más complicación a cualquier punto que quieras visitar.

Pero eso ya te lo contaremos otro día.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.