Murallas de Barcelona: el Baluarte de Migdia

Uno de los momentos históricos más importantes vividos en la ciudad fue el ataque final de las tropas borbónicas durante el sitio de Barcelona, ​​el día 11 de septiembre de 1714.

Este día, hoy conmemorado como el Día Nacional de Cataluña, dejó muchos episodios heroicos, a menudo no demasiado conocidos. Uno de ellos es el que tuvo lugar en el Baluarte de Mediodía.

Barcelona, ​​una ciudad fortificada

El baluarte de Mediodía formaba parte de las fortificaciones que fueron construidas en la ciudad durante el siglo XVI para defender Barcelona de los ataques provenientes de mar. Hasta aquel momento, los peligros habían llegado siempre por tierra. Sin embargo, los avances de los piratas desde el norte de África, obligaron a proteger Barcelona por la vertiente portuaria.

Así pues, dos siglos después de su construcción, la madrugada del once de septiembre de 1714, las tropas borbónicas iniciaron lo que sería el ataque definitivo sobre la muralla de levante de Barcelona.

Después de dos horas de resistencia, las unidades de la Coronela que defendían Barcelona fueron masacradas en la brecha de los molinos y la línea de defensa quedó rota.

Ataques y contraataques

Los borbónicos penetraron masivamente a la ciudad, cogiendo por la retaguardia los defensores de los baluartes de Levante, Santa Clara y Portal Nou.
Un flanco borbónico se dirigió hacia la zona del convento de Junqueres donde los resistentes, liderados por Rafael de Casanova, detuvieron la acometida y los hicieron retroceder hasta casi expulsarlos de la ciudad.

Siguiendo la línea de la muralla costera, otro destacamento borbónico consiguió llegar hasta el Pla de Palau y atacar el Baluarte del Mediodía, defendido por 100 fusileros y artilleros del Gremio de los Corderos de Cáñamo y de Viola dirigidos por el coronel Paperoles. Estos consiguieron detener el ataque, refugiarse dentro de los edificios del cuartel y abrir fuego contra los asaltantes.

Esto provocó muchas bajas entre los borbónicos que se retiraron del baluarte del Mediodía y retrocedieron hasta el baluarte de Levante. Poco después, el Duque de Berwick ordenó la tercera fase del ataque y de nuevo los atacantes llegaron hasta el Baluarte del Mediodía. En este último ataque murió el coronel Paperoles y muchos de los defensores fueron heridos. Pero aún así, el bastión resistió hasta que Rafael de Casanoves, a las 3 de la tarde, capituló.

Recuperando las murallas

Cuando en 2008, la constructora Sacyr Vallehermoso inició la construcción de una nueva promoción inmobiliaria, se descubrieron los restos del baluarte. El alcalde Jordi Hereu manifestó la intención de hacer un paseo arqueológico. Pero las obras de Sacyr fueron deprisa y al terminar las ruinas sólo se podían ver desde el parking subterráneo de los edificios.
Hubo que esperar al 2016 para que el espacio se acondicionara. Se construyó entonces un pequeño parque, desde donde ahora se pueden ver los restos de este baluarte. Otro lugar para ir cuando termine el confinamiento.

Mientras tanto, si te gusta leer y si quieres saber más, puedes leer Victus. Se trata de una novela inspirada en la Guerra de Sucesión y en el sitio de Barcelona de 1714.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.